dissabte, 21 de novembre de 2020

ESCAPADA A LA COMARCA DEL SOMONTANO (Regalito para Viajeros en directo)

 



Hoy os traigo un regalito muy especial porque se trata de una escapada de la que guardo muy buen recuerdo y también porque es adaptable a todos las edades, gustos y aficiones. Sólo ha de gustarte mucho la naturaleza, el arte, la historia y la gastronomía. 



Nos vamos a Aragón, a la provincia de Huesca, a la Comarca de Somontano, a la Sierra de Guara (Unos 290 km desde Barcelona y por la Autovía que pasa por Lérida) 





Primera parada, llegamos a Barbastro. Barbastro es la capital del Somontano y ciudad del río Vero. 

Turísticamente la llaman la “ciudad del Vino” por la D.O. Somontano. Está situada en un cruce de caminos que llevan a los valles pirenaicos. (Valle del Cinca, Valle del Ara, Valle de Pineta, Valle de Tera, Valle de Benasque...)

La Seo de La Asunción


En Barbastro hay que dar un paseo por el casco histórico y fijarse en los detalles. El monumento más valorado es la Seo de La Asunción y el que más me gusta es la plaza del Mercado, porque tiene la estructura tradicional de plaza porticada aragonesa.

La plaza del Mercado



Pero, lo mejor de Barbastro es, sin duda, su gente: amable, acogedora y dispuesta a desvivirse por cualquier visitante y su gastronomía. 


(No he visto un turismo tan bien organizado de cara a los visitantes: ruta de tapas y vino, comida en las bodegas, menús especiales, picoteo, aperitivos, cenas maridaje, bla, bla, bla...) 




¡¡¡quedaros a comer y comeréis bien en cualquier sitio!!!!


¡¡Ah !! y si comes con niños, unos manteles de actividades para niños con una cajita de pinturas para que se entretengan y aprendan durante la comida.







Pero nuestro objetivo está hacia el norte enclavado en el Cañón del río Vero.

La Villa medieval de ALQUÉZAR


Alquézar viene de Al-Qsar-alcázar- fortaleza.
Alquézar está a tan sólo 24 kilómetros de Barbastro. La carretera va siempre en paralelo al rio Vero que corre a la izquierda, y también paralela al barranco que lo alimenta con las aguas de las montañas. 


Río Vero


En la primera parte, podemos encontrar algunas bodegas que se pueden visitar, como Viñas del Vero, Blecua o Pirineos. 

(Mi consejo es que os alojéis en un hotel rural de Alquézar)



En la entrada superior de la villa hay dos parkings gratuitos y allí encontramos la primera de las seis esculturas modernas: el Mirador de la Sonrisa del Viento. En este punto empiezan las estupendas vistas que seguirán en el paseo hasta el centro, es un mirador por si mismo.

LAS CALLES DE LA ZONA MONUMENTAL SON PEATONALES Y ESTRECHAS, ASÍ QUE HAY QUE MOVERSE ANDANDO. IMPRESCINDIBLE LLEVAR UN CALZADO CÓMODO.

 La Plaza Mayor


 La Plaza Mayor


En esta villa medieval, tan solo pasear por sus calles ya es todo un placer por todo lo que vas encontrando. La Plaza Mayor porticada es una auténtica maravilla medieval, muy chiquitita y perfectamente conservada. 



En la construcción de la villa todo fue pensado para la defensa, como las escalinatas que suben hasta la Colegiata en forma de zigzag, por lo tanto facilitando así la protección. 

 la Colegiata de Santa María la Mayor

 la Colegiata de Santa María la Mayor


En un mínimo de un día no hay que perderse la visita a la Colegiata de Santa María la Mayor, antaño castillo y fortaleza árabe para defenderse de los reinos cristianos. Ahora se puede visitar la iglesia, el claustro. (visitas mañana y tarde)


Ruta de las Pasarelas del río Vero


Luego está la Ruta de las Pasarelas del río Vero, que fue inaugurada en 2002 como recorrido senderista por el interior del cañón del río Vero. 

Tuvo tanto éxito que en 2016 se amplió unos 5 km con 225 m más de pasarelas, un puente y un mirador.

Durante el recorrido hay un desvio para ver la cueva del Picamartillo y ver las cascadas y el cañón de la Sierra de Guara; dicen que es un entorno de cuento.
 

Mirador del río Vero


Actualmente tiene unos 5 kilómetros y se hace en unas dos horas o más porque se hacen muchas paradas. Es una caminata de nivel medio, de recorrido circular y muy bonita. 

Para rematar el día, al anochecer, recomiendo regresar de nuevo al Mirador de la Sonrisa del Viento, y contemplar la espectacular panorámica nocturna de Alquézar con la Colegiata iluminada.


El sol entró por esta ventana y me despertó regalándome esta vista



Productos de la gastronomía de la zona


Productos de la huerta (tomate rosa de Barbastro, borraja, cardo)

Chiretas de “chirar”en fabla es “piel vuelta” dar la vuelta a las tripas de cordero y rellenos de menudos de cordero y arroz.

Ternasco de Aragón asado

Boliches o alubias pequeñas

Crespillos de borraja

Pastillo o empanada dulce rellena de calabaza y manzana

Morcillas

Migas de la Pastora

Longaniza de Graus

Todo regado con un buen vino de D.O.P. Somontano

Bodegas Sommos 


Esta escapada podría transformarse en una ruta más larga y preciosa hacia los valles del Pirineo. (Valle del Cinca, Valle de Ara, Valle de Tena, Valle de Jaca...)




La mayoría de las imágenes son regalo de Sandra@voyanyc





divendres, 20 de novembre de 2020

VIAJAR EN LA EDAD MADURA (Charla para Viajeros en directo, presentación)




La historia de mi vida viajera es muy larga y ha pasado por todas las fases posibles: desde excursiones a pie con mi familia cuando era pequeña, viajes en tren, en coche, en bus, en avión y furgoneta. En barco sólo cuando acompañaba a mis alumnos en los viajes fin de curso a las Islas Baleares, porque el mar me gusta cuando lo contemplo desde la orilla de la playa.










Me he hospedado en albergues, cámpings, hostels, pensiones y hoteles de todas las categorías. He soportado mochila cargada en la espalda y he arrastrado maletas por aeropuertos.






Sólo hay dos cosas que se me resisten: los balnearios y los cruceros




He viajado en familia, con amigos, con alumnos, en viajes organizados, sola... y debo deciros que como más me gusta es en mi furgoneta y con Joseph de compañero ya cincuenta años.





















Lo paso bien planificando el viaje, buscando alojamientos, reservando vuelos, buscando información de lugares...¡Vaya, lo que hace cualquier persona que le gusta viajar! Luego lo anoto todo en mi libreta viajera.
Si visito ciudades nunca me falta un plano ampliado del lugar para verlo con claridad.








Ser mayor, maduro, sénior, viejo, tercera edad o como quieran llamarlo, no está reñido con la pasión por los viajes.










Si el dinero alcanza, y la salud lo permite... a viajar !!!






Luego, como podemos viajar fuera de temporada y en días no señalados es una gran ventaja por los precios que nos ofrecen, sobretodo en alojamientos.









Es cierto que la edad no perdona y que ya no tenemos la misma forma física y la fuerza de hace veinte años, pero el deseo de viajar no envejece.


Esta pareja de jubiletas no tienen el ímpetu de años atrás y se han unido al "slow travel" o viajar sin prisas.



Los sénior queremos aprovechar la vida al máximo.





diumenge, 1 de novembre de 2020

LAS VENTANAS EN ALSACIA

 


Cuando entré en Eguiseim, el primer pueblo que visité en Alsacia,  quedé maravillada por las casas de entramado de madera, todas pintadas de colores suaves.

Tienen muchos detalles, sobre todo en puertas y ventanas...

Pensaba que sólo existían en los cuentos, pero luego empecé a darme cuenta: ¡estaba dentro de un pueblo de cuento! 

















































POTSER ET POT INTERESAR