dissabte, 1 de maig de 2021

De ruta por Turquia: bienvenidos a ESTAMBUL

 

@Jubileta3

Nuestro vuelo de TAILWINDS aterriza de madrugada sobre la “enorme, histórica y descuidada“ ciudad de Estambul, como nos la define el último premio Nobel de Literatura, Orhan Pamuk. Me gustó mucho el artículo publicado en El País de una ruta por esta ciudad de la mano del escritor. Os dejo el enlace.

http://elpais.com/diario/2007/01/13/viajero/1168725426_850215.html


Después de hacer una larga cola para conseguir el visado de entrada (15 euros)  a Turquia, nos dirigimos al bus que nos lleva al centro de la ciudad, a unos 22 kilómetros.

Como es noche cerrada apenas se distingue nada, pero trato de empaparme de lo poco que veo, casas modernas, aspecto un tanto descuidado, lo normal de los barrios de crecimiento de las ciudades. Mi primer apunte en mi libreta viajera será: “País dentro de un país. Difícil de entender porque cada barrio es como una ciudad” -palabras de nuestro guía-.

Poco a poco la ciudad cambia y frente a nosotros aparecen las murallas de Teodosio, anunciando nuestra entrada en casco antiguo. Ya distinguimos difuminadamente los barcos y transbordadores en las aguas y unas tintineantes luces en la orilla opuesta, que nos dicen es la asiática.

Estambul está situada entre dos mares, el mar de Mármara y el mar Negro; entre dos continentes, Europa y Asia; y entre dos mundos, el tradicional y el moderno.

Para hospedarte en Estambul has de elegir entre Galata o Sultanahmet porque son las dos zonas que más cantidad de alojamientos tienen.


@Jubileta3


Sultanahmet es la zona más tradicional, donde están la mayoría de sitios históricos; (ventaja que todo está más cerca; desventaja que todo está más concurrido, más caro y menos vida nocturna).

Galata es una zona más moderna, cerca de la plaza Taksim; ( ventaja, que puedes encontrar bares, tiendas de ropa, comida a bajo precio, discotecas y todo lo que necesitas; la desventaja es aglomeración de gentes y mucho ruido)

Nosotros optamos por la tranquilidad y la cercanía.


Y pronto llegamos a nuestro hotel, en Sultanahmet, con la Mezquita Azul y Santa Sofía prodigiosamente iluminadas.

El día siguiente empieza con un rico desayuno turco: quesos tiernos, huevos revueltos, tomates, aceitunas y pepinos. Zumos de frutas (muy malos para mi gusto), mermelada, yogures ( muy buenos) y los famosos panecillos simit; todo acompañado con un buen té o café.


Un inciso respecto al café. El café turco se prepara de forma similar a la malta, se hierve el café muy molido con el agua y en la taza se pone todo junto, así que llega un momento en el que además de beber, empiezas a tragarte parte del café. Con su poso dicen se puede leer el futuro, naturalmente sólo aquellos que saben hacerlo.

En cafeterías o restaurantes te preguntan.  ¿café turco?  ¿expresso? (tipo italiano)¿nescafé? (largo americano)  Tú eliges.



@Jubileta3


Desde la ventana del hotel y mirando hacia la mezquita que tenemos enfrente, oímos los primeros rezos de los almuecines. En la calle griterío y movimiento de gente. De inmediato salimos al descubrimiento de esta increíble ciudad.



@Jubileta3


Datos prácticos


El aeropuerto dispone de servicio de taxis ( unos 20 euros) y de autobuses que llevan a la céntrica plaza Taksim ; y metro con parada en Esenler, la principal estación de autobuses.

Los abonos de transporte público se compran en estaciones y quioscos; el akbil es una ficha electrónica que se carga con efectivo y sirve como billete.


Una cosa muy práctica para tener una idea de la ciudad y sus monumentos es subir en los city tours. La línea Plantours recorre la ciudad y tiene parada en todos los monumentos importantes. Sacas un billete para todo el día y puedes subir y bajar las veces que quieras.

http://www.guiamundialdeviajes.com/city/58/tours/Europa/Estambul.ht






ml

De ruta por Turquia: ESTAMBUL DIA 1


@Jubileta3


Una ciudad que lleva habitada más de 4.000 años y que fue capital de dos imperios muy poderosos, el Bizantino y el Otomano, tiene que ser un verdadero museo.

Poco queda de aquellos primeros colonos; hoy Estambul tiene el sabor de sus últimos conquistadores, los turcos, con algún toque griego adaptado al islam y con los majestuosos minaretes de su Mezquita Azul.

Los monumentos históricos más importantes pueden visitarse en un par de días porque hay poca distancia de unos a otros y al ir andando es fácil encontrarse con un mercadillo, una medrese (escuela coránica), una pequeña mezquita o muchas escenas callejeras que llaman la atención. Nosotros estuvimos tres días.


@Jubileta3


Nuestra ruta comienza en Sultanahmet visitando el Mercado Egipcio o Bazar de las Especias, uno de los lugares que con más cariño recordaré siempre porque me gustó mezclarme con los habitantes de la ciudad y sumergirme de lleno en una cultura diferente.

Es el paraíso para los amantes de la fotografía por los miles de colores distintos que puedes encontrar; para los amantes de los olores por sus pócimas, elixires, lociones, especias; para los amantes de los sabores por sus tés, cafés, aceites, dulces artesanales, frutos secos …. Me acuerdo de vosotros, viajeros, porque es un bazar digno de las 1001 noches. Podéis bromear, charlar, degustar cualquier dulce típico, pero no os olvidéis de regatear.




El ambiente que hay en los alrededores es muy bullicioso y puedes encontrar imágenes muy exóticas.



Palacio Topkapi  @Jubileta3


Más tarde, después de esquivar todo tipo de vendedores ambulantes, llegamos al Palacio Topkapi un recomendado en las guías turísticas y que hay que recorrerlo sin prisa para disfrutarlo.

 Mi consejo es que hay que seleccionar qué ver porque si no la visita se hace larga. La entrada cuesta 6 euros; dicen que para visitarlo todo, pero eso no es cierto porque luego hay que volver a pagar otros 6 euros si quieres entrar en el harén.

Me impresionó pensar que una vez desde este palacio se gobernaba todo el mundo conocido y que fue un lugar de locuras, extravagancias, recepciones grandiosas y de intrigas dignas de Indiana Jones.

Seguro que para los amantes de los museos es un lugar alucinante, pero en mi caso se hizo un poco pesado. Lo mejor: las magníficas vistas sobre el Bósforo desde la terraza de mármol.

Palacio Topkapi  @Jubileta3


Después de una comida ligera seguimos nuestra andadura para visitar la Mezquita Azul, que con sus seis minaretes la convierten en la más elegante de la ciudad. Magnífica, soberbia, imponente, es como si desafiara al mundo.

Para entrar, al igual que en el resto de las mezquitas, debéis llevar ropa apropiada y descalzaros antes de entrar. Las mujeres, los hombros y el pelo tapado. En la entrada os dejarán todo lo que necesitéis si no lo lleváis.

Al cruzar la puerta lo primero que me llamó la atención es la gran alfombra que cubre todo su espacio. Su limpieza es exhaustiva porque un encargado la limpia una y otra vez. Luego la vista se va rápida hasta el techo, hacia la cúpula central. Y, por último notas una suave tonalidad azul. Doscientos sesenta ventanales colocados en cinco niveles permiten una filtración de luz que se refleja en los más de veinte mil azulejos de color azul.¡Impresionante!

Os recuerdo que los hombres rezan delante mientras que las mujeres lo hacen en zonas traseras para no distraerlos por la posición en que se reza.

La llamada a la oración siempre es en árabe y es normal que los turcos no entiendan nada de lo que dicen porque pocos de ellos hablan esa lengua. Ahora mismo sólo un 15% de los turcos son musulmanes practicantes y en las mezquitas se ve sobre todo gente mayor.

@Jubileta3



Enfrente de esta mezquita está su rival en belleza, Santa Sofía, cuya visita la dejaremos para mañana.

En la explanada de delante hay un parque con bancos y vale la pena sentarse un rato y admirar ambas edificaciones, respirar profundamente y sentirte afortunada por estar aquí.


Cerca de estas mezquitas se encuentra el Hipódromo, una plaza ajardinada famosa por sus antiguas carreras de caballos y que hoy sirve de punto de encuentro las noches de Ramadán. En este lugar se conserva el Obelisco de Teodosio, la Columna Serpentina, la Fuente del Emperador y el Obelisco de Piedra.

@Jubileta3



@Jubileta3


Terminamos el día en el Gran Bazar que es uno de los mayores atractivos de esta ciudad para los viajeros ávidos de compras. (No es mi caso)

No visitarlo es como viajar a Marrakech y no recorrer su zoco. Sus más de 3.600 puestos de colores son un paseo que os llevará todo el tiempo que queráis dedicar. Cientos de vendedores esperan con ansia negociadora y es fácil perderse en este impresionante mercado cubierto. Así que vuelves a caminar por pasillos que ya caminaste y jamás llegas a donde quieres llegar. No importa porque este lugar es como una fantástica caja de Pandora.

¡¡ Mañana volveremos. !!





De ruta por Turquia: ESTAMBUL DÍA 2

 


En la inauguración de Santa Sofía, dicen que Justiniano dijo: “Oh Salomón, te he superado” Desde entonces su obra sigue levantando elogios y a mi me ha robado un trocito de corazón. Me ha gustado mucho, mucho.

Los otomanos la transformaron en mezquita y hoy es un museo abierto a todas las creencias. Es un ejemplo de cómo la belleza es capaz de sobrevivir a la destrucción de las religiones. Su interior lo pisaron romanos, griegos, musulmanes, incluso dicen que los vikingos, y todos quisieron que su huella perviviera en ella.

La entrada es algo cara (20 TL), pero merece la pena porque es un lugar impresionante por su tamaño, por la belleza de su interior, sus bellos mosaicos bizantinos, sus lámparas, las altísimas columnas, los medallones decorativos, la gigantesca cúpula que parece flotar por la ausencia de columnas ... ¡Un paraíso para los amantes del arte !



Me despido de Santa Sofía pensando que es uno de los edificios más hermosos que yo nunca he visto.


A pocos metros de Santa Sofía está la Gran Cisterna, construida en el año 532 en pocos meses. Era el lugar donde se almacenaba el agua que se traía a través del acueducto de Valente. Dentro el espectáculo de combinación de luces y la música clásica que suena le da una atmósfera mística. (Entrada 10 TL)





Y luego vamos a la Mezquita de Solimán el Magnífico porque dicen que hay que verla por ser la obra cumbre del famoso arquitecto del imperio otomano, Sinan.



Callejeando cruzamos el Puente Gálata hasta llegar al muelle de Eminön donde salen los barcos que hacen los cruceros por el Bósforo, estrecho que separa los dos continentes y une el Mar Negro con el Mar de Mármara.

 



Bósforo significa “lugar de paso de vaca”. Según la mitología griega, Zeus convierte a su amante embarazada en una vaca para protegerla de su mujer. Su mujer se entera de lo que pasa y manda un tábano para molestarla. La vaca se ahoga en el estrecho cuando quiere escapar del tábano. La hija nacida de esos amores, Ceroessa será la madre del fundador de la ciudad, Byzas (de ahí Bizancio)

Después de esta explicación comento que para hacer el crucero hay varias opciones:

Las excursiones más económicas se encuentran cerca de los barcos que venden bocadillos de pescado, en la orilla del Puente Gálata. Se organizan paseos de casi dos horas de duración por menos de 10 TL.

Hay recorridos de tres horas (ida y vuelta) en barcos de dos pisos y con muchos turistas a bordo. Se consigue billete por 15 TL, guía en castellano e incluyen varias paradas.

También se montan cruceros de día completo en barco privado, con pocos pasajeros, guía, comida incluida en el barrio de Kumkapi y visita al Palacio de Beylerbeyi.(Unos 60 euros)






Una visita a Estambul sin recorrer el Bósforo no está completa. Recorrerlo es comprender el por qué de su multiculturalidad. Gracias al Bósforo la cultura clásica y la oriental podían comunicarse y comprenderse.

Me gusta esa sensación de navegar por aguas tranquilas divisando ambas orillas y saboreando un té de manzana lentamente mientras Joseph, mi marido, hace montones de fotografías.





El horizonte de Estambul, desde la cubierta del barco, es uno de los paisajes urbanos más famosos del mundo y da una perspectiva totalmente diferente de la ciudad.

Una vez embarcados, durante el paseo, vemos el barrio bohemio de Ortakoy, las fortalezas de Anatolia y Rumelia, las típicas casas de madera “Yali”, el palacio de Beylerbeyi (lo visitamos haciendo una parada en el crucero) y nos deslizamos por debajo del monumental puente intercontinental.




Vemos, también, impresionantes viviendas situadas a lo largo de la costa y que son residencia de personas, turcas y extranjeras, con un elevado nivel de renta.







No recuerdo ya más nombres porque dejo descansar mi libreta viajera y me dejo llevar por el embrujo de Estambul al anochecer.

Luego vienen los resplandores. El puente del Bósforo atrae las miradas de todos los viajeros con un espectáculo de luces de colores maravilloso.

Al bajar, una de las estampas más auténticas son los pescadores que a lo largo y ancho del Puente Gálata pasan las horas esperando conseguir la mercancía deseada.








Bajo el puente se encuentra un gran número de restaurantes que no os recomiendo, ya que aunque a primera vista parezca una buena idea quedarse a degustar los platos que insistentemente te ofrecen, no son los mejores lugares para degustar el preciado pescado. Nosotros lo supimos después. Eso sí, las vistas que desde allí contemplas son insuperables.

La noche termina callejeando por los alrededores. Vemos vendedores ambulantes, jóvenes haciendo hogueras y asando pescado con una cerveza Elbes en la mano, Sentimos el olor a mar, a pescadito frito y a narguile de manzana o cacao. Como fondo siempre el sonido de las gaviotas.

El Puente Gálata puede ser un bello resumen de Estambul.



De ruta por Turquía: ESTAMBUL DÍA 3




Después de dos días completos de palacios, basílicas y mezquitas decidimos darnos un respiro de tanta historia y hacer lo que más nos gusta cuando viajamos: deambular, callejear, pasear para mirar, observar y fotografiar cualquier cosa que nos llame la atención.


El último día lo hemos dedicado a lo que dicen es el corazón de esta efervescente ciudad, el barrio de Beyoglu, al otro lado del Puente Gálata.

Hubo un tiempo que este barrio recibía el nombre de Pera y era el lugar de asentamiento de embajadas y de mercaderes griegos y armenios. Tenía un sabor más europeo que oriental. Se dice que en sus empedradas calles se escuchaba hablar más de 40 idiomas y la nobleza que llegaba en el Orient Express allí se quedaba. Tuvo uno de los primeros tranvías eléctricos del mundo, el Tünel, que aún funciona. 
Después del traslado de la capital a Ankara todo cambió y hubo un periodo de letargo de su actividad, pero actualmente vuelve a estar en plena ebullición.






Decidimos coger el funicular (Tünel) en la zona de Karaköy para que nos dejara en la plaza de Taksim.

Taksim significa "distribución" en turco, y le fue dado este nombre porque allí se centralizaba la distribución de agua a toda la ciudad. Actualmente se puede considerar el lugar más cosmopolita de la ciudad y es también punto de encuentro para las concentraciones políticas o los eventos culturales.

El ambiente que hay en esta plaza un miércoles por la tarde es espectacular, todos estamos de acuerdo en que nos gusta ese bullicio de comercios, puestos de castañas, heladerías ambulantes, mimos y ríos de gente entre las que nos dejamos llevar.






De la plaza surge una de las principales arterias comerciales de la ciudad, Istiklal Caddesi (Avenida de la Independencia), una avenida peatonal de más de 2 km por donde cada día circulan miles de personas y que se puede recorrer utilizando un nostálgico tranvía rojo de vagones antiguos.

La calle Istiklal y sus alrededores tienen montones de bares, cafés, restaurantes, tiendas para todos los bolsillos y gente, mucha gente.

Como queremos ver atardecer desde lo alto de la Torre Gálata, uno de los puntos más bellos y mágicos de todo Estambul, paramos en una tetería a degustar un çay (té negro turco) y comprar una cajita de lokum conocido como “Turkish Delight”. Son una especie de chuches cuadradas, aromatizadas con limón o con agua de rosas, rellenas de pistacho y avellanas, y espolvoreadas con azúcar glass para que no se peguen.





Después poco a poco llegamos a Torre Gálata situada en el centro de este histórico barrio. Esta torre de unos 60 metros de altura se aprecia casi por toda la ciudad y uno de los motivos que tenemos para visitarla es por la magnífica vista panorámica de 360º que se tiene desde arriba.

Se sube en ascensor hasta el penúltimo piso y después sigue una escalera de caracol hasta la cafetería situada en el último piso. (Entrada 10 TL, pero un té por menos de un euro)

He salido al balcón que rodea la torre y mirando estas vistas tan espectaculares he sido consciente que tengo ante mí una de las ciudades más bonitas que hemos visitado... Y desde este lugar me despido de ella hasta siempre.

La última tarde en Estambul debería transcurrir entre las cálidas paredes de un hamman recibiendo un baño turco.

Nosotros nos conformamos con un ratito de charla con los amigos en la recepción del hotel saboreando un té de manzana. Mañana nos espera un día en ruta.


dissabte, 24 d’abril de 2021

CRÓNICA DE LA DIADA DE SANT JORDI 2021

 



Pobles i ciutats de tot Catalunya s'han convertit de nou en jardins i llibreries a l'aire lliure.

Després d'un any de restriccions per culpa de la covid, aquesta diada de Sant Jordi ens ha donat una mica d'oxigen. Ha estat com un reviure. Amb màscareta, distància de seguretat i tots els protocols, el format ha estat nou. Però l'esperit retrovat i revifat.

Ha estat altra vegada la festa més sentida i celebrada a tot el territori, un altre dia màgic.




Aquest serà un Sant Jordi que recordarem per totes aquestes singularitats que s'han viscuts i he estat recopilant dels mitjans de comunicació des de casa meva :


Avui el sol ens ha fet un gest de complicitat i ha lluït radiant tot el dia.


Els escriptors han tornat als carrers per viure el «millor Sant Jordi», com han assenyalat alguns.


Els llibreters han dit que se superarà qualsevol expectativa.


El Gremi de Floristes calcula que s'han venut al voltant de 4 milions de roses.


El gel hidroalcohólic ha compartit protagonisme amb llibres i roses


Moltes cues ordenades per accedir als espais perimetrals.


També molta cua dels repartidors de Glovo per recollir llibres i roses i portar-los a les cases.


A la ciutat de Barcelona s´han habilitat 11 espais perimetrals on hi ha parades de roses i llibres.


«No es permeten selfies», un missatge que també ha volgut evitar aglomeracions de gent a les parades.


La Rambla molt plena, tot malgrat que no hi ha parades de llibres.


Molts estudiants porten roses a persones grans.


Diverses iniciatives solidàries han fet arribar als hospitals i centres sanitaris milers de roses per agrair al personal la seva tasca contra la covid.


També han rebut roses els pacients ingressats perquè poguessin viure aquesta diada.


La Casa Batlló ha tornat a engalanar-se amb roses.


Xavier Bosch i Oriol Mitjà els autors més venuts de la diada.


Els avis de les residències dient eufòrics: «M'han tornat a abraçar»


Els Mossos d'Esquadra han captat imatges d'aquest Sant Jordi amb un dron.


Aquest Sant Jordi serà el primer en què hem tingut una Barcelona sense turistes.




Aquesta Jubileta ha estat matinera i ben d'hora ja tenia a les mans els llibres encarregats.

 





 

El Jubileto l'esperava amb la millor rosa del jardí.

 




Aquesta crónica la ofereixo a la meva família més propera i als amics que estimo perquè sempre hem celebrat Sant Jordi com una festa entranyable pel significat que té d'il·lusió, amor, amistat i cultura.







dilluns, 12 d’abril de 2021

De ruta por Turquía: Una parada en Pamukkale

 



Leyendo un artículo de una revista de viajes me llamó la atención la descripción que hacía el articulista sobre un lugar de la superficie de la tierra donde no era necesario volar para caminar sobre las nubes. Se refería a Pamukkale, uno de los lugares con más renombre de Turquía y una de sus imágenes más familiares en los folletos turísticos.

Decía el articulista que contemplar las blancas terrazas con agua de color azul  turquesa, cuando hace buen tiempo, era un espectáculo insólito.




Mi expectación fue en aumento a medida que nos acercábamos a este sitio.
Al llegar se entiende el porqué su nombre significa "castillos de algodón", en turco.


Se ven numerosas y blancas terrazas de agua termal de origen natural (travertinos) que se disponen en cascada sobre la ladera de una montaña. Desde lejos este paisaje de aspecto etéreo parece estar hecho de yeso o de espuma petrificada o, más bien, como de porexpan.








Betula, nuestra guía, nos dice que este hermoso escenario, en realidad se trata de una formación caliza de 200 metros de altura y 2,5 kilómetros de longitud. 
La materia prima de este tipo de "castillos de algodón" está flotando en el agua que mana de las fuentes termales del lugar, rica en creta, calcio y bicarbonatos (de cada 250 litros, se sedimentan 500 gramos de mineral de creta que van incrementando el tamaño, día a día, de este escenario.

Para una información más correcta busque en San Google y vea las fotos que pongo por si desea hacerse una idea.

Quiero transmitir la suerte que tuvimos de que la visita fuera por la tarde porque contemplar la puesta de sol sobre los travertinos fue un increíble espectáculo visual, que te llena de un montón de emociones.



Cuando cae la luz del día, Pamukkale comienza a teñirse de color rosa lo que hace que este lugar se parezca al algodón de azúcar.


Actualmente está prohibido el acceso a los coches y algunos hoteles, que se construyeron hace muchos años, fueron demolidos para recuperar la zona. Descalzos se puede caminar sobre las piscinas de travertino de la parte más alta.











Es en este lugar donde estuvo también situada la antigua ciudad romana de Hierápolis.

Se construyó en lo más alto de Pamukkale para acoger todos los visitantes que llegaban atraídos por las leyendas terapéuticas de las aguas termales. Perduró hasta que fue destruida por un terremoto en 1354.

Actualmente sólo quedan restos del Teatro, los baños romanos, el templo de Apolo, las puertas de la ciudad y muchas tumbas de la necrópolis que se han convertido en parte del paisaje, rodeadas de este "algodón blanco"

El recinto está abierto todo el día y la entrada cuesta 25 LT. (8 euros, junio 2019)

divendres, 2 d’abril de 2021

TORTOSA, CAPITAL DE LA CULTURA CATALANA AL 2021

 



Sabíeu que Tortosa és la Capital de la Cultura Catalana aquest 2021? Durant aquest any la ciutat mostra amb orgull el seu patrimoni i talent al voltant de 8 eixos: la paraula, el medi, la festa, l'expressió artística, el menjar, la feina, la creença i l'expressió corporal i musical.

Tortosa, al llarg de la seva història, més de 2.000 a. C., ha tingut tres noms diferents que parlen de la importància d'aquesta ciutat i tot per la seva situació estratègica.

Es va anomenar Dertosa a l'època dels romans; després Turtuxa, una de les ciutats més importants de l'Al-Andalus. I amb la reconquesta cristiana es va convertir a Tortosa, nom que ha perdurat fins ara.

Les cultures cristiana, musulmana i jueva van conviure i coexistir a Tortosa amb relativa coexistència pacífica durant segles. I això ha marcat la ciutat durant segles; unes presències encara ben visibles a la Tortosa d’avui.


ca.wikipedia


La nostra visita a Tortosa comença aparcant la furgoneta al passeig de l'Ebre al barri de Ferreries perquè la millor forma de conèixer-la és a peu i poc a poc.

Des d'allà tenim un bona panoràmica de l'antiga façana fluvial on es concentren alguns dels edificis més nobles de la ciutat que malgrat els estralls causats per la guerra civil, encara es mantenen ferms.


Tresors del Patrimoni Cultural de Tortosa


El nucli antic d'aquesta ciutat es troba a la riba esquerra de l'Ebre, en un turó coronat per la Suda o Castell de Sant Joan, una fortalesa que encara conserva un gran recinte de muralles, amb diverses edificacions i galeries subterrànies i que ofereix magnífiques panoràmiques sobre la ciutat i el riu.


ca.wikipedia


La Suda o Castell de Sant Joan


Va ser una sort per a tots els viatgers amants dels castells que Abderraman III decidís construir (al s.X) aquesta bellesa amb nom de castell (Suda o sua), Posteriorment va seguir sent fortalesa cristiana i des de Jaume I, residència reial.

A l’interior del recinte es van realitzar diverses construccions: aljubs, naus i el polvorí. Al gran pou central, o suda, conflueixen nombroses galeries subterrànies amb sitges i forns.

Tota la decoració interior del castell és d'estil cristià amb mobles clàssics i bigues de fusta molt càlides. Les parets tenen motius àrabs i els finestrals gótics del menjador de l'hotel-parador són dignes de veure.
Durant les obres de restauració es va trobar un cementiri àrab al costat de la porta principal. Aquest cementiri és la única necròpolis islàmica visitable de Catalunya.
Actualment la Suda alberga un Parador de Turisme.

En un dels extrems d'aquest castell, la torre Tura regala una visió perfecta de la Catedral (veiem que no està acabada perquè es veu el sostre tallat com un pati). A la dreta s'obre la ribera de l'Ebre i a l'esquerra tota la plana de Delta. Davant el massís de Mont Caro.

ca.wikipedia


ca.wikipedia


Passeig de les Fortificacions


Vam recórrer el Passeig de les muralles, també conegut com Passeig de les Fortificacions que fa un recorregut pel conjunt fortificat de la ciutat.

En un vídeo promocional de Turisme deia que “Tots els pobles que hi han passat han construït defenses per guardar-la”. És cert.

He de dir que durant la meva vida viatgera he visitat moltes muralles i fortificacions, però Tortosa és única pels seus baluards, i es possible trobar molta varietat constructiva en tipologia i materials.

A l'oficina de turisme es pot treure un mapa amb el recorregut que inclou tots aquests llocs :

Basaments de la Muralla del segle XIV

La torre del Célio

El portal dels jueus

Avançades de Sant Joan

El Fortí del Bonet

Fortí d'Orléans

Fort de Tenasses


La veritat és que fer aquest recorregut en un dia és una mica feixuc, t'han d'agradar molt les pedres defensives. Tens l'opció de fer-ho en cotxe a partir de les Avançades de Sant Joan.

La recomanació és, si no fas sencera aquesta ruta, pasar a visitar l'original portal dels jueus on es respira sempre molta pau i tens la sensació de què el temps no ha passat.

Des d'aquest punt és una bona elecció conèixer l’entranyable call jueu de la ciutat


@tortosaturisme


@tortosaturisme



El call jueu


El call jueu de Tortosa permet fer una ruta breu i engrescadora que ens endinsarà en els carrerons blancs i estrets que estimulen a que viatgem en el temps.


El call jueu és petit, ben senyalitzat i entusiasmador. (Pel call anirem trobant panells informatius i uns petits mapes)

Caminant pels seus carrers blancs i estrets es pot veure l’emplaçament on estava l’antiga Sinagoga, una carnisseria jueva, un forn i una terrasseria. Hi ha també l'edifici de la Sinagoga nova o Casa de Sant Jordi.

ca.wikipedia



La Catedral de Santa Maria


Vem visitat també la Catedral. Aquesta és una de les mostres notables del gòtic català. Assentada al peu del promontori del castell, ocupa l’espai del fòrum romà, la seu visigòtica i la mesquita musulmana.

La catedral actual està situada en un punt neuràlgic de la ciutat. En aquest espai havia estat, com hem dit, el fòrum romà, després va acollir un temple romànic i una mesquita.
La seva construcció es va iniciar en 1347 i encara no està finalitzada.

ca.wikipedia



Els Reials Col.legis


Marxem sense visitar els Reials Col·legis, un altre tresor cultural de Tortosa.
El fullet turístic diu que van ser fundats per Carles V per a l'educació dels moriscos i que és l'obra més important del Renaixement civil a Catalunya.

Extraordinàries portalades renaixentistes, visita al Col·legi de Sant Jaume i Sant Maties, accés a l’església de Sant Domènec, exposició permanent sobre la Ciutat i la Festa del Renaixement... Tot això mereix una altra jornada.

Podriar ser la segona quinzena de juliol? Per la Festa del Renaixement? Segur que volem descobrir una de les principals recreacions històriques del sud d'Europa, l'esplendor d'una ciutat al segle XVI. Tornarem !!!



No hem parlat de Gastronomia que també és un tresor del patrimoni cultural.

Tota aquesta terra imprimeix caràcter a les olles i les cuines fumegen amb les receptes que han quedat gravades en la memòria dels fills que van veure cuinar a les seves mares i àvies. No calen innovacions perquè no necessiten cap millora ja que tenen la millor matèria primera.

Sempre que viatgeu a aquestes terres busqueu quina fira o festa se celebra per aquestes dates i gaudiu perquè gairebé totes estan relacionades amb la gastronomia.

Aquesta vegada eren “Les Jornades de la galera i la carxofa”


@jubileta3


@jubileta3

@jubileta3

@jubileta3








POTSER ET POT INTERESAR